Biogás upgrading

Biogás upgrading con aminas.

Biogás upgrading

El biogás upgrading consiste en la purificación y refinado del biogás generado por la digestión anaeróbica de materia orgánica. El biogás tiene un alto contenido de CO2, vapor de agua y otras sustancias que son eliminadas para obtener el metano puro (bio-metano). Mediante este proceso, el gas cumple todos los requisitos requeridos por la red de gas natural, por lo que puede ser inyectado en ésta.

Aplicaciones

El biogás sin refinar contiene grandes cantidades de agua, es corrosivo, oloroso y está contaminado con otros muchos gases que reducen su poder calorífico; el biogás refinado es seco, no-corrosivo y con un alto y poder calorífico homogéneo. El biogás refinado puede ser utilizado para cualquier aplicación en la que se utilice gas natural, puede ser transportado desde una parte del país a la otra, además de poder ser almacenado en la red de gas natural durante años.

 

Beneficios sociales y medioambientales del biogás

Las ventajas de transformar residuos orgánicos en biogás refinado son numeras e importantes.

El biogás refinado puede ayudar a suministrar energía renovable para uso industrial y doméstico, sin depender de las condiciones meteorológicas. Cuando se adapta para su uso en vehículos, este ayuda a cumplir la normativa europea que establece un porcentaje mínimo de combustible de origen renovable.

El tratamiento de los residuos agrícolas y ganaderos en una planta de biogás no solo aporta beneficios económicos vendiendo el gas, sino que el estiércol es substancialmente más homogéneo. Por lo tanto, es más fácil para la planta de digerir, más fácil para distribuir en la tierra y deja detrás una substancia que ayuda a preservar el suelo.

Para el balance del CO2, el tratamiento de los residuos en una planta de biogás tiene una ventaja fundamental. En lugar de verter los residuos en fase de putrefacción a la tierra, la transformación en metano permite el uso de esta energía; además, la parte equivalente de combustible fósiles es substituida. Las ventajas continúan, ya que sin plantas de biogás, el estiércol es almacenado durante varios meses antes de poder distribuirlo por el suelo. Posteriormente, después de la descomposición de los residuos orgánicos, se forman, además del CO2 y otros gases, metano y gas de la risa que son gases con un potencial para el calentamiento global (GWP, en sus siglas en inglés) mayor que el CO2. Por lo tanto, la ganancia ambiental recolectada es 3-4 veces mayor que la sustitución directa del combustible fósil. (La pérdida de metano en una planta de Ammongas es hasta el 0,04%, la más baja en el mercado).

El biogás refinado también puede ser producido a partir de desechos domésticos, que son un gran combustible para la planta de biogás. Siendo además, una planta de biogás con upgrading económicamente más competitiva que una planta de incineración.

El Proceso

La transformación de residuos orgánicos en biogás es realizada por microorganismos en grandes tanques. El refinado del biogás en la planta de biogás upgrading purifica el biogás directamente (es decir, no se necesita de ningún pre-tratamiento) con una solución acuosa de una sustancia alcalina que disuelve, y por lo tanto elimina los contaminantes ácidos del biogás (CO2, H2S y otros).

Posteriormente, este gas es comprimido, secado y analizado antes de enviarlo a las redes de gas natural. La solución es regenerada utilizando calor, el cual separa el CO2 de la solución. Este calor puede ser recuperado y ser reutilizado posteriormente para calentar los reactores de biogás, como apoyo a la red de calor centralizado y muchas otras aplicaciones.

Debido a que el consumo eléctrico de la instalación de Ammongas es de solo 0,1 kWh/m3 de biogás, el consumo energético neto del sistema es muy bajo. Al mismo tiempo, la pérdida de metano es de solo el 0.04 %, lo cual no solo supone una ventaja económica, sino también medioambiental. Finalmente, el sistema de Ammongas es estable, tiene una alta disponibilidad, baja necesidad de mantenimiento y una larga vida útil de sus componentes. Lo cual implica que, como cliente, asegura una operación sencilla y los máximos ingresos a corto y largo plazo.

 

Ammongas suministra

Ammongas no fabrica las plantas de biogás, sino el sistema que posteriormente garantiza una limpieza efectiva y completa del biogás. Ya que el proceso es completado sin presión y no necesita pre-tratamiento del biogás, el mantenimiento requerido por el sistema es mínimo. Trabajar sin presión permite construir sistemas de mayor tamaño sin tener aumentos de precio exponenciales. El tamaño de nuestras plantas en operación varía desde 300 a 3000 m3/h, pero nuestros diseños pueden ser fácilmente adaptados para una mayor producción, si es necesario.

Independientemente del tamaño, las plantas se entregan en módulos prefabricados. Permitiendo que todos los elementos del sistema sean fácilmente accesibles para la operación y el mantenimiento. Nuestros sistemas se pueden integrar tanto en nuevas plantas de biogás como en instalaciones ya existentes.

Si sus requerimientos son distintos a los mencionados, contáctenos y buscaremos una solución que se adapte a sus necesidades.

Después de la puesta en marcha, realizamos un periodo de comisionadado, donde aseguramos la correcta operación de la planta. Además, también ofrecemos un servicio de mantenimiento, optimizando la operación de la planta a largo plazo.

Ejemplos de clientes:

  • Ayuntamientos y sus empresas de asociadas
  • Fabricantes de plantas de biogás
  • Fondos de inversión
  • Granjeros
  • Agrupaciones de granjeros.

 

Descripción técnica